¿Qué intereses ocultos tienen las redes sociales?

/
93 views

El documental ‘El dilema de las redes’ de la plataforma Netflix nos lo explica

A través de personajes influyentes dentro del mundo de la tecnología y las redes sociales, en este documental se presentan diversos argumentos en contra del uso actual que se le está dando a las redes sociales.

En primer lugar, se expone que somos un producto y que lo que se vende es nuestra atención. Según los expertos que aparecen en el vídeo, se nos analiza para saber qué mostrarnos y se utilizan métodos de persuasión para conseguir que pasemos más tiempo en las aplicaciones.

Estas técnicas van desde notificaciones constantes a algoritmos capaces de descifrar cómo somos, qué pensamos y hasta cómo nos llegamos a sentir en cada momento con el fin de usarlo en nuestra contra para conseguir que pasemos más horas delante de una pantalla.

En segundo lugar, se muestra cómo las redes sociales, en concreto aquellas que se basan en un intercambio de contenido multimedia, han sido el punto de inflexión que ha hecho aumentar los casos de suicidio y autolesiones en preadolescentes y adolescentes.

Esto evidencia que los niños se encuentran totalmente desprotegidos ante el sentido de perfección que prevalece en este tipo de redes. Asimismo, esta aprobación social que nos han infligido es algo a lo que, de manera natural, no estamos preparados.

La popularidad que una red social nos hace creer que tenemos se acaba convirtiendo en algo frágil y de duración muy breve, lo que repercute en un posterior sentimiento de soledad y vacío, y una urgencia de volver a estar conectados para volver a experimentar esa efímera
aceptación.

Por otro lado, después de haber mostrado la influencia que tienen sobre un individuo, se expone el poder y el control que las redes sociales tienen sobre la sociedad a nivel mundial. Esta afirmación se sustenta con diversos ejemplos en los que grandes acontecimientos se han visto regidos por la
presión de las redes sociales o países que han sido controlados a través de estas.

También se destacan las fake news, como otro ejemplo para mostrar que las plataformas se han convertido en medios de difusión de historias falsas y con intenciones manipuladoras, lo que da lugar a una sociedad mal informada y más fácil de controlar.

Por último, llegan a la conclusión de que el problema dentro de las redes sociales es la forma de negocio. Consideran que hay que aceptar que las empresas quieran ganar dinero, sin embargo, lo que no es aceptable es que no haya normas, reglas ni competencia, y que las empresas actúen como gobiernos. Por lo tanto, concluyen que es necesaria una reglamentación para poder cambiar las cosas.

Por Nuestras compañeras de Bachillerato Maria Briongos y Sandra Peña

El més recent